Jaimito

    Jaimito estaba llorando desconsoladamente en el portal , y una vecina le digo: -No llores Jaimito, que te vas a poner muy feo. -¡Jo! - respondió-. ¡Pues que rabietas más horribles debía pillar usted.

     

    NOVEDADES

    © 2017 Chistes Eugenio